Derechos de autor en Impro (opinión)

Argumento polémico en más de un continente; sea por descuido legal de autores y grupos, sea por uso inescrupuloso e ilegítimo de no-autores y grupos.

En varios países, además, existe un vacío legal para proteger los derechos de una obra que siempre cambia. Cuando los autores de un montaje no son quienes lo improvisan en escena, entonces… ¿Quién es el autor, aquel o aquellos que crearon el espectáculo; o los improvisadores que generan los contenidos dentro de la función? Cuerpo y alma; alma y cuerpo.

La respuesta es sencilla: ambos son autores. Una coautoría cuya proporción resulta imposible traducir en número porcentual; entre los improvisadores que en cada función generan el contenido, y el o los creadores del contenedor original.

Las sociedades de derecho de autor deberán contemplar esa vital particularidad de un género de teatro, con gran poder de convocatoria en la escena independiente internacional.

Afortunadamente algunos autores nos mostramos atentos a estas circunstancias, y cuando nuestros montajes son solicitados por compañías ajenas, de inmediato articulamos los mecanismos necesarios como para permitir que el reconocimiento no solo sea legal, sino también legítimo y justo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s