Memoria de Impro

Física, sensible e histórica.

Física: el improvisador dibuja en el espacio vacío escenografías y utilería imaginarias; respetar  en todo momento esas instalaciones translúcidas supone una memoria física del actor. Ignorar u olvidar esas propuestas invisibles, pero presentes, implica un rechazo, romper un acuerdo.

También apelando a la poética propia de la improvisación, un gesto o una posición nos puede conducir a una relectura del instante presente, o recuperar otro ya vivido en escena, llamándolo. El gesto recordado.

Sensible: los estados anímicos de los personajes se modifican en el devenir de la ficción, sus características fundamentales y las modificaciones deben ser respetadas para dotar al rol de profundidad e historia.No confundir con memoria emotiva.

Histórica: Todo dato anecdótico reincorporado a lo largo de la improvisación resulta meritorio, solidifica la dramaturgia instantánea y sorprende. Así, cualquier propuesta pasada puede reincorporarse, convirtiéndose en un gancho a futuro.

“No Olvidemos el Goofus Bird, pájaro que construye el nido al revés y vuela para atrás, porque no le importa adónde va, sino dónde estuvo.”

El Libro de los Seres Imaginarios – Fauna de los Estados Unidos
Jorge Luis Borges

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s